Los cambios horarios en España

cambio

Recién estrenado el ciclo horario estival, ocupamos este post para profundizar en la particular historia del cambio horario en España. Comenzamos por el siglo XIX. Por aquel entonces, cada provincia tenía una hora dependiendo de su situación demográfica. España estaba marcada por el meridiano de Madrid (3º y 41 minutos), así, entre Baleares y Galicia había una diferencia de 13º, por los que los habitantes del archipiélago veían salir el sol 50 minutos antes que los gallegos.

La conferencia del Meridiano, buscó en 1884, regular estas diferencias horarias y en ella se tomó una decisión importante: el meridiano de Greenwich, sería la referencia y marcaría el punto “0″.

Pero en nuestro país la disparidad de horarios ya se había unificado en 1901, cuando el gobierno decretó que la hora oficial sería la del meridiano de Greenwich incluido para las Islas Canarias (que no retrasó su hora respecto a la península hasta febrero de 1922).

La idea de cambiar la hora dos veces al año para aprovechar mejor las horas de luz surgió en el año 1905, cuando el constructor inglés William Willett se dio cuenta de que la mayoría de los británicos no disfrutaban de la mañana porque la pasaban durmiendo. El primer país que ejecutó esta idea fue Alemania, en 1916, seguido de Rusia (1917) y Estados Unidos (1918). En ese mismo año, se reguló este cambio a nivel global y se aprobó la aplicación del “Daylight Saving Time” (más conocido como DST).

Nuestro país siguió sus propias directrices y, a pesar de la convención internacional del DST, la hora no se cambió los años comprendidos entre 1920-1923, 1925-1930 y 1936. Coincidiendo con el conflicto civil: en el año 1938 el Gobierno republicano sumó una hora a los relojes el 2 de abril y veintiocho días después volvió a sumar otra, mientras que el Gobierno de la zona nacional solo sumó esa hora el 26 de marzo. Esta diferencia horaria hizo que el año 1939 empezara una hora antes en la zona republicana que en la zona nacional, horario que no se unificó hasta la finalización de la guerra el primero el 1 de abril de ese mismo año y que correspondía a la del meridiano de Greeenwich.

En marzo de 1940 se produce el gran cambio: el territorio español peninsular y Baleares adoptaron el horario GMT +1, con lo que estos territorios pasaron a tener la misma hora que el meridiano de Berlín, que era el que marcaba la hora en todos los territorios controlados por el III Reich. La consecuencia de este horario fue que se empezó a establecer en función de las horas de luz, el horario laboral de ocho a tres, lo que propició el pluriempleo, muy común en la posguerra como único modo en que un trabajador podía mantener a su familia.

La regulación del horario de verano no se realizó por parte del gobierno español hasta 1981, cuando se estableció el cambio de hora el último domingo de marzo y el último domingo de septiembre. La última modificación data de 1996, cuando se establece el cambio de hora del verano al invierno el último domingo de octubre.

Más Información:

http://www.fomento.es/NR/rdonlyres/4EDBC646-BC69-4EC0-9F74-DB0C2E1EF781/120583/pere2013.pdf

http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-cuestion-tiempos/2117407/

Esta entrada fue publicada en QUE SABER! y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>